top of page

Todo lo que aprendí sobre emprendimiento viendo el Rey León.

Actualizado: 20 may 2021

Emprender, un ciclo sin fín.


Si eres un emprendedor o estás pensando en aventurarte en el gran camino hacia el emprendimiento, hay algunas cosas que debes saber.

Puede ser que hayas elegido este camino por varias razones, pero como Simba en el clásico de Disney, El Rey León, tendrás un difícil camino por recorrer.


Sin duda, todos los que decidimos emprender, esperamos el éxito y muchas veces cometemos el error de pensar que nuestra idea es la mejor de todas y no existe nada igual, el primer paso es aceptar que no todo puede ser perfecto, y recibir el consejo de otros especialistas que nos puedan dar su opinión objetiva al respecto. En ocasiones cuando más de una persona nos dice “nunca vayas ahí Simba”, debemos saber escuchar y replantear nuestras ideas.


Una vez que estemos listos para emprender, debemos saber que aunque nuestra idea sea grandiosa, el camino no será todo Hakuna Matata, nos enfrentaremos a grandes obstáculos disfrazados de hienas, deberemos cruzar desiertos y soportar tempestades. Recuerda que el camino al éxito no va en línea recta, habrá altas y bajas y aún así no siempre lograremos llegar al tan esperado paraíso, “Cada día es una lección en sí mismo. ¡Disfruta el viaje!”


Saber adaptarse es uno de los principales consejos que puedo darte, a pesar de que puedes ser un gran experto de la industria donde te desempeñas, emprender va mucho más allá y siempre habrá áreas que no sean tu fuerte, aprende a adaptarte a la situación y está siempre dispuesto a hacer algo diferente, “¿Qué quieres? ¿Que me ponga falda y baile el hula hula?”, pues tal vez sea necesario para conseguir lo que deseas. Atrévete a salir de tu zona de confort, te aseguro que ahí es donde encontrarás más oportunidades.

Otra pieza fundamental al emprender es tener un buen equipo de trabajo, por más que a veces creemos que podemos hacerlo todo solos, no es así. Siempre habrá alguien que sea experto en algún tema que tú no, así que utiliza eso a tu favor y rodéate de personas clave que se sientan inspiradas por tu idea y se comprometan tanto cómo tú en el proyecto, al final “Quizá no sea tan mala idea tener un león con nosotros”.



Ya que sabemos que el camino no será fácil, también debes saber que probablemente se cometeran muchos errores, pero esto no es algo malo, cada error representa un aprendizaje, la próxima vez ya sabrás que hacer, recuerda que “El pasado puede doler, pero dependiendo de la forma en el que lo veamos, puedes huir de él o aprender de él.” Esto no significa que podemos cometer un sin fin número de errores y no pasará nada, cada error tendrá su consecuencia, debemos saber tomar riesgos, pero de manera inteligente, analizando siempre si la recompensa es más grande que el riesgo. “Ser valiente no significa que vayas en busca de problemas.”


Ahora que has aprendido estas lecciones, no olvides que lo más importante es divertirse, al final tu proyecto es un reflejo de ti, deja el miedo atrás, “Es importante mirar siempre hacia dónde te diriges, en lugar de mirar dónde estabas”, cuando las cosas no vayan como deseas, no olvides que todo es un ciclo, debes seguir avanzando para encontrar el éxito.


Atrévete a lanzarte a esta gran aventura, solo recuerda que “Ser rey es mucho más que solo hacer lo que quieres.” Nunca descuides el objetivo principal de tu idea y ten en cuenta que las personas siempre serán tu activo más fuerte.


¡Ha llegado el momento!



51 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page